EL REINO SUTIL

EL HOGAR DE LOS ESPÍRITUS DE LA NATURALEZA

El Reino Sutil o Reino Dévico es el término que se utiliza en occidente para denominar a todos aquellos seres que forman el Alma de la Naturaleza, que la habitan y gobiernana, sustentan la vida y apoyan la evolución del planeta. De origen oriental, “Devas” en sanscrito significa seres brillantes y divinidades benévolas.

El Reino Dévico habita en su propia dimensión etérea y se desarrolla en una evolución paralela a la del ser humano, siendo ésta supervisada por Ángeles y Arcángeles. Se le llama también Reino Feérico,  Reino Elemental, Pueblo secreto, La Gente Menuda etz  y engloba a todos los espiritus de la naturaleza desde los más evolucionados como los Devas, pasando por los Seres Mágicos, las Hadas, los Elfos, Dunedes etz hasta los neutros elementales de la naturaleza, tan referenciados todos ellos en cuentos, mitos y leyendas.

El Reino Dévico y Elemental es básicamente receptivo, intuitivo y flexible. Viene a ser la polaridad femenina de la Humanidad. Todos sus seres que lo habitan son receptaculos en potencia de los patrones de pensamiento que emite el ser humano. El centro de consciencia de estos seres es la intuición y se expresan con sentimientos y emociones. Por ello la comunicación entre seres humanos y seres de esta otra dimensión debe darse desde el corazón (la sede de la magia) y nunca desde la razón( la sede de la fantasía).

Los cuerpos de estos seres son como vehiculos energéticos que gozan de completa plasticidad. Cuando se hacen visibles para el ojo humano aparecen como energía en un estado denso sin llegar a ser matéria, adoptando formas parecidas a las humanas para así hacerse comprensibles y creibles a nuestras expectativas. Pero en cualquier caso son energía-vida con consciéncia y se expresan con sus cuerpos a su antojo. Esta característica  de mutabilidad o de “transformarse” queda implicita en muchos cuentos de Hadas.

En cualquier forma de manifestación física, sea mineral, vegetal o animal existen unas almas elementales que sustentan la vida en la materia. La ciencia ha demostrado que materia y energía son dos polos de una misma unidad y uno no puede existir sin el otro. De hecho la materia es un estadio de la energía pero más densificada.

La manifestación de la materia existe gracias al trabajo del Reino Dévico, por este motivo a todos sus seres se los atribuya las funciones de constructores y sostenedroes de la vida física. Se los puede considerar pues guardianes de grandes claves para la creación y la transformación de la realidad.

El Reino Dévico desgraciadamente no es reconocido ni integrado por las sociedades tecnificadas aunque sigue latente a un nivel inconsciente, se trata sin duda de una realidad olvidada. Para las personas escépticas habría que reflexionar en la siguiente pregunta: Podemos asegurar rotundamente su inexistencia ?

En construcción…….

Anuncios