EL CONSEJO DEL BOSQUE

…….. Y LOS ÁRBOLES MAESTROS CENTENARIOS

  El reino vegetal pude existir sin el ser humano, nosotros por el contrario necesitamos de él para existir, necesitamos de lo oxigeno que producen todos sus seres. Plantas, flores y árboles están continuamente dando a cambio de genes, su entrega es absoluta, es un ejemplo de altruismo para el resto de los seres del planeta y en su conjunto cumplen una función paradigmática para nuestra existencia y nuestro despertar.

   Mis experiencias y vivencias en constante acercamiento a la naturaleza me han facultado a concebirla más allá de su forma física y me han permitido ser partícipe de su mundo espiritual. Tal como yo lo he sentido la naturaleza participa de alma y consciencia. El Reino Vegetal vive en un nivel de conciencia tan superior al nuestro que apenas llegamos a comprender. Se trata de un nivel de conciencia de Amor Puro al que nosotros todavía no hemos llegado. A pesar de eso seguimos considerandolo perteneciente a un nivel inferior al Reino Animal.

  Los árboles longevos son los máximos representantes del Reino Vegetal y por lo tanto son los máximos exponentes del nivel de conciencia del Amor Puro. Cuando estamos cerca de ellos nuestro subconsciente recoge su elevada frecuencia y esto inevitablemente tiene un efecto armonioso sobre nuestro ser. Cuando nos acercamos a ellos conscientemente las puertas en el mundo de las dimensiones se abren y participamos de la magia y del propósito de la existencia.

  Los talleres y actividades con los Árboles Maestros Centenarios van encaminados a crear un espacio de comunicación entre el ser humano y las Conciencias Arbóreas. Un espacio al que podemos acceder desde el mundo mágico del corazón que pertenece a la parte más íntima de cada ser humano, mediante estados perceptivos especiales. Por ello nos desplazamos a lugares escogidos donde se encuentran estos extraordinarios gigantes del bosque.

Una vez se experimenta el mundo espiritual de los Árboles Maestros Centenarios sabemos por siempre que la magia existe…

Anuncios